La Feria del Juguete abre nuevos horizontes a la economía

* Hace medio siglo, los valencianos fueron pioneros e introdujeron el modelo de feria monográfica.

Valencia siempre ha sido pionera, ha ido por delante a la hora de buscar la innovación y abrirse nuevos horizontes. Podemos encontrar docenas de ejemplos a lo largo de la historia antigua; pero el calendario de efemérides nos brinda el ejemplo de lo ocurrido ahora hace 50 años, cuando Valencia lanzó la Feria del Juguete, una innovación que cambió  el mundo español de los certámenes feriales.

El 23 de febrero de 1962, en efecto, el director general de Expansión Comercial, Manuel Quintero, en nombre del ministro de Comercio, inauguró la primera edición de la Feria del Juguete, Confección y Artículos para la Infancia. Como el alcalde, Adolfo Rincón de Arellano, dijo en su discurso inaugural, todo respondía a un reto que comenzó a formularse hacia 1960, cuando Ramón Gordillo, presidente de la Feria Muestrario Internacional de Valencia, pensó que podría ser buena idea abrir ferias sectoriales, monográficas, dedicadas a sectores industriales concretos.

Fue la idea de oro, la innovación que cambió el curso del mundo ferial español y dio vida brillante a una institución, Feria Valencia, que solo ahora, en lo más recio de la crisis, ha dejado de crecer de año en año. Pero más allá de la idea, Valencia tuvo la suerte de contar con hombres de gran profesionalidad que hicieron posible el certamen. En el campo del Juguete, Carlos Dinnbier, un industrial y comerciante del sector, de ascendencia alemana, fue el motor principal de la primera edición de la Feria del Juguete; que siguió la estela de la que se había creado en Nuremberg, en 1950. Una institución que sigue liderando el mercado europeo. Junto a Dinnbier, Juan Gomar, incansable director del certamen, hizo realidad el milagro de numerosas ediciones feriales con negocio creciente.

Porque, como el alcalde dijo en su discurso inaugural, “no se trata de que la Feria sea solo un espectáculo, no que veamos los progresos técnicos españoles y extranjeros, sino sencillamente que se incrementen las relaciones comerciales, que se vendan productos, que los expositores puedan tener éxito en sus transacciones…” Por eso mismo, la feria del Juguete, concebida para profesionales, controló la entrada de  niños y familias y la reservó para la tarde del sábado y la jornada del domingo. Los niños, en esos momentos, tuvieron como aliciente un Parque Infantil de Tráfico donde catorce vehículos infantiles permitían, por primera vez en Valencia, que los niños –divididos en dos categorías, de cuatro a siete y de siete a diez años– condujeran en un circuito y fueran aprendiendo el significado de las señales de circulación.

Los expositores, que en 1962 fueron 250 y llenaron 400 stands, quedaron muy satisfechos de la experiencia y prometieron regresar. Una buena parte de ellos eran alicantinos y valencianos, dueños de prósperas industrias con carteras de pedidos generosas. Las páginas de publicidad que LAS PROVINCIAS insertó esos días llamaban a visitar los espacios reservados por Famosa para sus muñecas, y el gran espacio dedicado a un fabricante valenciano de soldaditos de plomo, Ángel Comes, que fue líder en Europa de esa especialidad.

Una idea se apaga

La Feria del Juguete, que cada año llevó a la Zarzuela las novedades jugueteras de la industria valenciana, tanto a los infantes e infantas de la Familia Real como a los hijos de todos los empleados de la Casa del Rey y la Guardia Real, ha sido durante más de 45 años un referente nacional e internacional que repartía sus compradores con la Feria de Nuremberg. Había Feria porque había detrás, en Alicante y Valencia sobre todo, una industria poderosa y creativa, rentable e innovadora.

Sin embargo, en los últimos años, muy menguada, con apenas 60 expositores, La Feria del Juguete ha ido languideciendo al mismo ritmo que los industriales del sector sufrían la crisis de la salvaje competencia china. Este año, Feria Valencia no programa, en el tradicional mes de febrero, Feria del Juguete: la de Nuremberg sigue siendo líder mundial y recibirá a 120 expositores españoles. Junto a ella, las de Nueva York y Hong Kong, una por continente, lideran el comercio mundial. La de Valencia, nacida hace 50 años, no ha resistido el huracán.

A la luna de Valencia. “Las Provincias”. 24 febrero 2012.

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s