Galerías TodO trajo el comercio moderno a Valencia

* Hace 50 años, los primeros grandes almacenes cambiaron la mentalidad en el rito de comprar.

* Presidida por José Serratosa, la empresa tenía como consejero delegado al joven Carlos Máñez Meliá.

Se cumple ahora medio siglo de la apertura al público de Galerías Todo, unos grandes almacenes que, desde la avenida del Oeste, cambiaron los conceptos comerciales de las tiendas valencianas y los consumidores. El horario continuado, la forma de exponer los productos y la ordenación de sus 130 secciones, fueron, junto con las escaleras mecánicas, los cambios más llamativos que la firma aportó a la modernización comercial de Valencia.

En el año 1962, la gran firma del comercio valenciano era Lanas Aragón que, junto con su segunda marca, Ademar, reinaba en la ciudad. La familia Martínez Colomer parecía no tener rival. Claro que Valencia contaba también con el Siglo Valenciano, que en la calle de San Fernando era un gran almacén copia, a escala reducida, de Le Printemps parisino; y además estaba Almacenes Gay, concebido como gran bazar y con una clientela fiel. Pero todos ellos, y por descontado el pequeño comercio tradicional, sintieron que la llegada de Galerías Todo iba a traer un cambio de gran importancia.

Para empezar nadie, hasta ese momento, había presumido de venderlo todo, como en los grandes almacenes norteamericanos. Sin embargo, el establecimiento de la avenida del Oeste 48, que ocupaba sótano, planta baja y dos plantas altas, era un desafío a cuanto la ciudad había conocido. Por si faltaba algo, el nuevo modelo de ventas, donde el público tomaba lo que le apetecía y pagaba en caja, sin preguntar a la dependienta si no deseaba hacerlo, era una revolución, un cambio de concepto tan llamativo como abrir a las nueve de la mañana y no cerrar hasta las siete de la tarde.

Galerías Todo llegó precedido de una campaña de publicidad, diseñada por Publipress con aires innovadores, que hacía hincapié en el concepto de encontrar “todo al alcance de la mano”. Esa virtud es la que presidió el acto inaugural, al que asistieron, en la tarde del 2 de marzo, todas las primeras autoridades. Atendidos por dependientas uniformadas, otra novedad, los invitados recorrieron la casa, de arriba abajo, en una sucesión de sensaciones: en los sótanos estaban las secciones de electrodomésticos, cocina y hogar, además de los discos y una cafetería; en la planta baja se habían ubicado los complementos, la bisutería, fotografía, papelería y librería; la primera planta se reservaba para la moda de caballero y de señora, con boutique y lencería; y la segunda incluía hogar, tapicería, deportes y camping, y todo el mundo infantil, con los juguetes.

Otra virtud tenía esta nueva aventura comercial: su capital era valenciano. Así lo avalaba el presidente del consejo, José Serratosa Ridaura, que pronunció el discurso de bienvenida y presentación después de la bendición oficial por parte del obispo, Rafael González Moralejo. Serratosa, patriarca de una conocida familia financiera valenciana, habló de la modernidad comercial que Galerías Todo traía a Valencia para servir mejor a los clientes. Y aludió incluso a la no lejana entrada de España en el Mercado Común. Mientras tanto, el consejero delegado, el alma del nuevo comercio, Carlos Máñez Meliá, estaba pendiente de que todo funcionara; este activo y joven emprendedor valenciano, sobrino de otro empresario de la tierra, Pepe Meliá, dedicado a la hostelería y los viajes, tenía un gran porvenir.

La guerra de las escaleras mecánicas

Galerías Todo siempre presumió de traer a Valencia las seis primeras escaleras mecánicas instaladas en un establecimiento comercial. Las habían montado en Macosa y fueron la gran sensación de los clientes en marzo de 1962. No obstante, su gran competidor, Casa Gay, el 31 de enero de 1962, insertó en nuestras páginas un anuncio, de la firma Boeticher y Navarro, donde se veía dibujada una escalera mecánica y este texto: “La primera escalera mecánica Westinghouse construida en España e instalada en Almacenes Gay”. Antes, en diciembre de 1961, la publicidad de Gay en “Las Provincias” demuestra ese adelanto. O esa pugna en la que Gay venció a Galerías Todo, a la hora de traer a Valencia el adelanto, aunque fuera por unas pocas semanas.

A la luna de Valencia. “Las Provincias”. 10 marzo 2012

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s