Mariano Benlliure, como en su casa

A Mariano Benlliure siempre me lo imagino trabajando. Probablemente porque, a diferencia de otros artistas, no tenía inconveniente en posar para los fotógrafos manos a la obra. Más bien al contrario, don Mariano se dejaba retratar con el martillo y el cincel en las manos, o con un guardapolvo manchado de barro. Da igual que fuera el monumento de un victorioso general a caballo que la delicada cabeza de una niña. Don Mariano, el de los grandes mostachos, con su eterna sonrisa y una pícara socarronería asomando a los ojillos, nunca transmite sensación de reposo o indolencia, sino un permanente dinamismo laboral. Toros y caballos, niños y damas, el Rey y Blasco Ibáñez, políticos, bailaoras, tenores y santos. Desde el marqués de Campo a Joselito, desde Cervantes al pintor Ribera. Todo le interesaba, todo le parecía cercano, asequible a través del barro, el mármol, la cerámica o el bronce… Variaba de técnica y de tema sin temor alguno, como un ejercicio destinado a evitar el adormecimiento de la costumbre.

El Museo de Bellas Artes de Valencia, muy oportunamente, ha recordado que este año se cumplen 150 del nacimiento del escultor valenciano. Es así como hoy se va a inaugurar una exposición especial, comisariada por David Gimilio, responsable del departamento de arte valenciano en la institución, en la que se va reunir y subrayar la generosa colección de esculturas obras que posee el propio museo más algunas otras.

En las mejores obras de Mariano Benlliure, la vivacidad  de la figura que observamos viene contagiada por un modelado nervioso, que imaginamos rápido, donde incluso no importa que la huella de los dedos del maestro quede a la vista, como una imperfección que a fin de cuentas transmite vida y personalidad.

Valencia, tan ingrata a veces con alguno de sus artistas, se dispone a ser generosa con el maestro de la escultura. Vamos a disfrutarlo, en su casa de siempre, en el Museo de Bellas Artes.

En la foto, de 1911, Mariano Benlliure trabaja en el busto del famoso tenor Titta Rufo.

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Mariano Benlliure, como en su casa

  1. Pingback: Queridos amigos… « Asociación Amigos Museo Bellas Artes de Valencia San Pío V

    • fppuche dijo:

      Un saludo a los Amigos del Museo de Bellas Artes de Valencia. Gracias por ese amable eco en vuestro estupendo blog. En el fondo, unos y otros, todos, pretendemos conocer mejor los tesoros de nuestro Museo. Porque es una forma de conocer mejor nuestra tierra y nuestra cultura.

  2. Pingback: Mariano Benlliure, por F.P.Puche « Asociación Amigos Museo Bellas Artes de Valencia San Pío V

  3. David Gimilio. Museo de Bellas Artes de Valencia dijo:

    No soy muy dado a este tipo de comunicación y por tanto me ha costado incluso enterarme de que dabas esta noticia en tu blog.
    En estos días de crisis económica y de valores, cada vez más acuciante, resulta gratificante poder trabajar en una institución pública como el Museo de Bellas Artes de Valencia donde se siguen creando proyectos de interés aunque adaptados a las circunstancias. El enorme esfuerzo económico y de personal ha permitido diseñar y organizar una exposición, mucho tiempo reivindicada, dedicada a este gran escultor valenciano.
    Valencia es una ciudad que posee en sus glorietas y avenidas bellos ejemplos de la obra de Mariano Benlliure, como si un museo al aire libre se tratara, desde el excepcional monumento al marqués de Campo a la íntima escultura sedente del Patriarca Ribera en el centro del claustro de su fundación, pasando por otros grupos escultóricos como los homenajes a José de Ribera y a Miguel de Cervantes, sin embargo, no somos conscientes de ellos ocultos por las prisas de la sociedad contemporánea.
    Es cierto que Mariano Benlliure se merecía más que una exposición monográfica, una galería permanente en este museo como la que disfrutamos ahora, donde las diferentes técnicas del artista nos hablan de su calidad pero también nos deleitan con su observación.
    Gracias por hacerte eco de esta expo-galeria y perdona por el neologismo
    Seguro que nos vemos por este museo y departimos sobre esto y más cosas. Es una invitación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s