Los misterios del viejo cauce (6)

Niveles que suben, niveles que bajan

El actual nivel del suelo del jardín del Turia es un metro más elevado, en ocasiones algo más, que cuando el río llevaba caudal de agua. Aunque tras la riada de 1957 hubo una importante operación de limpieza y dragado, las operaciones de transformación del viejo cauce en parque han supuesto una considerable elevación de los niveles del suelo en todos los tramos. Con el resultado de que los puentes, sobre todo los clásicos, se han “achaparrado” a la vista, han sufrido una deformación de sus proporciones con pérdida de altura.

Pero al mismo tiempo, como podemos ver en la foto, las viejas gárgolas de desagüe, que en el siglo XVIII se construyeron para dirigir al cauce del río las aguas de lluvia reunidas en los paseos marginales, nos muestran que el suelo de la ciudad estaba notablemente más bajo. Al mismo tiempo, los pretiles, en no pocos tramos, han ido subiendo al compás que las calzadas urbanas subían sobre sí mismas.

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en los misterios del viejo cauce y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los misterios del viejo cauce (6)

  1. Julio Cob dijo:

    Gracias al Turia nació la Valencia romana. Sería bueno saber más de aquellos primeros embarcaderos fluviales. De ellos tenemos alguna muestra, como en el interior de la Florida en Blanquerías.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s