Eccehomo de Borja: en busca de explicaciones

Cualquier especialista nos dirá que la humedad del suelo de los edificios antiguos sube por las paredes (cosa de la capilaridad) como Pedro por su casa. Cualquier experto nos dirá, echando un vistazo a la iglesia donde está el Eccehomo de Borja, que la pintura deteriorada y ahora deforme está en una columna y la otra (porque hay otra, pareja, de San Francisco Javier, flojita también, como el Eccehomo) que no está en una columna. Y que no tiene arriba, a un metro y poco más de distancia, un candelabro con dos luces razonablemente potentes, que generan calor. Pero, claro, como no se ha llamado a los expertos… Como los universitarios y los especialistas no están por la labor de ir a los pueblos a ver pinturas de segunda división…

Recomiendo que se busque en la red el trabajo que el pintor José Garnelo, valenciano de Enguera, subdirector del Museo del Prado, hizo sobre los frescos románicos de San Baudelio, en Casillas de Berlanga. Igual ahí, hablando sobre la humedad que se comía aquellos frescos, encontramos explicaciones a lo ocurrido en Borja…

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s