En busca del robellón

Lo mejor para hacer una buena cosecha de setas es tener un buen maestro. Él te proporcionará cesta y navajita. Él te llevará al valle adecuado, el día preciso, a la hora más conveniente. Como a Fernando VII. Y será él, nadie más que él, el que señalará ese imperceptible abultamiento de la pinocha que esconde el secreto fruto de la tierra.

— Mira a ver eso de ahí…

Obediente como un sabueso, te echarás de bruces sobre el terreno. Y tendrás el premio asegurado: nada más remover las briznas, cuanto apartes un poco de humus, aparecerá el sombrero rojizo que andas buscando: el robellón.

Ayer, tuve suerte. Formé parte de una de las partidas de busca de setas más prestigiosas de nuestra provincia. Me está vedado decir nombres y mucho menos dar pistas de toponimia. Todo pasó, pues, en alguna parte de los valles por donde discurre la frontera entre el Rincón de Ademuz y la provincia de Teruel. Y todo lo urdieron buenos amigos.

El caso es que hizo una tarde como para envolverla y llevársela puesta. Una tarde serena, sin frío ni calor, sin vientos ni prisas. Y, por decirlo pronto, en el bosque se oía crecer el misterioso mundo de los hongos. Porque ha llovido, la semana pasada cayó una lluvia providencial y el monte, perfumado y de limpio, espera dar la bienvenida a la superficie a todo lo que desde el subsuelo decida levantar cabeza. Es cosa de esporas mágicas, milagro de una floresta húmeda que se vuelve pasto biológico al ritmo de la destilación que empapa el subsuelo. Demasiado difícil de entender, cómo la química puede mandar que nazcan vegetales tan delicados de aroma y tan intensos de sabor.

Pero una cosa tan simple, la lluvia, es causa de que los montes, desde el lunes, estén como están: que arden de coches y buscadores. Navaja en mano, secretas partidas de caza, sinuosas como serpientes, se arrastran como jabalíes bajo los matorrales. Y mienten, por sistema, con la mejor de sus sonrisas: “Nada, en toda la tarde no hemos visto nada”. “Aún es pronto, ha llovido poco”. Y cosas así, mientras ocultan la cesta…

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s