Un gran cambio en la Lonja

La Lonja de la Seda, declarada Monumento Patrimonio de la Humanidad en 1996, es uno de los monumentos más visitados de España. Decenas de miles de personas pasan cada año por su gran sala de columnas, un admirable conjunto gótico que ha albergado una actividad comercial continuada durante quinientos años. Pero tan gran número de visitantes genera no pocos problemas de accesibilidad, que el Ayuntamiento ha querido resolver cambiando la forma de entrar en el recinto.

El monumento tiene tres puertas que dan a otras tantas calles o plazas. Pero la que se ha venido usando en los últimos tiempos era únicamente la de la plaza del Mercado. Sin embargo, a partir de ahora, también este acceso estará cerrado habitualmente, aunque se seguirá usando en las grandes solemnidades. El acceso general a la Lonja, desde ahora, se hará por el número 2 de la plaza de la Compañía, por una puerta que ha sido restaurada y acondicionada con nuevos escalones, y por otro acceso cercano, que da a la calle de la Lonja, que ha sido acondicionado para la entrada de personas que usan silla de ruedas. Estos dos nuevos accesos dan paso a un pabellón, especialmente restaurado y decorado, que se ha habilitado en el espacio que antiguamente fue vivienda del conserje del edificio amén de otras dependencias auxiliares. También se han mejorado, y ampliado, los lavabos que hasta la fecha venían funcionando en esa zona.

Estos nuevos accesos suponen un cambio de concepto en la forma de visitar la Lonja. No se entrará directamente a la sala que es objetivo central de la visita: el visitante, antes, será recibido en el nuevo pabellón de acceso, pasará por el Patio de los Naranjos y finalmente accederá a la gran sala sostenida por las famosas columnas torsas.

Ese cambio de la entrada a la Lonja permitirá poner en valor la vista posterior del monumento, que habitualmente se pierden miles de turistas. La hermosa plaza de la Compañía, poco frecuentada y conocida, será objeto ahora de aglomeraciones y punto ideal para miles de fotografías. Eso permitirá recuperar, de paso, la historia de esa plazuela –la Plaça de les Panses– donde, según es tradición, El Palleter declaró la guerra a Napoleón.

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s