Desahucios e hipotecas

Pocas veces los dos grandes partidos han bordeado el ridículo como en el reciente caso de los desahucios. El PP aún ha salvado la cara emitiendo un decreto que contempla una moratoria o aplazamiento, no un perdón de la deuda, para los casos más sangrantes: los de familias de muy bajos recursos, en paro y sin subsidio, con un número elevado de hijos o con casos de discapacidad. Sin embargo, y más allá de la escasa voluntad de pacto que el PSOE ha exhibido en torno a las situaciones de impago verdaderamente dramáticas, lo que ha quedado patente es que la buenista posición de partida, destinada a reformar la Ley Hipotecaria de 1909, se demora. Y en todo caso va a ser un asunto a resolver sin prisas y sin ingenuidades.

No, aunque sea dura en sus consecuencias, la Ley de 1909 no parece ser técnicamente mala. Es exigente, sin duda. Y conduce a la pedagogía que se soslayó en los últimos años: que no es bueno comprometer una hipoteca si no se tiene seguridad de poder afrontar los pagos y que no se debe prestar dinero a quien no manifieste una solvencia razonada.

Más allá de que una nueva Ley Hipotecaria afectaría a las hipotecas nuevas y no a las ya concedidas y en curso, Bruselas encendió días atrás, a la vista de la polémica española, unas luces de alerta determinantes.

El caso es que quienes creían que en un plis-plas iban a terminar los problemas hipotecarios en España se han llevado un chasco y ahora están contra la moratoria que el Gobierno ha acordado, porque la consideran tibia. Y es que la dramaturgia de la prensa, y buena parte de la oposición, casi habían puesto el punto de mira en una solución, próxima a una amnistía, en la que los fondos públicos asumirían la parte del león de este grave problema. Y eso es, sin duda, un exceso fuera de la realidad. Porque como ha dicho una ex ministra socialista, las deudas se pagan.

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s