La renuncia del Papa, desde el Archivo de la Catedral


El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La noticia de la renuncia de Benedicto XVI al Papado sorprendió a los miembros del Consell Valencià de Cultura durante una visita al Archivo de la Catedral, un recinto que atesora miles de documentos que son historia de la larga vida de la Iglesia valenciana y, en buena medida, del antiguo Reino de Valencia. Al recibirse la primera llamada, concretamente, el archivero de la Catedral, Vicent Pons Alós, con uno de sus ayudantes, estaba mostrando a los visitantes la biblia manuscrita que utilizó en vida Sant Vicent Ferrer, que tiene numerosas anotaciones marginales de mano del santo.

La insólita noticia, sin embargo, sorprendió más a los visitantes que a los custodios de la historia de la Iglesia: Vicente Pons, en concreto, dijo que las renuncias al Papado se han producido con alguna frecuencia en la historia antigua de la Iglesia. Y siguió imperturbable con sus explicaciones sobre incunables y documentos antiguos. Se diría que la suya era una actitud fruto muy consciente de la pertenencia a una institución sólida.

La comisión jurídica del Consell Valencià de Cultura, tras la visita al Archivo, celebró su sesión mensual en la sala de lectura de investigadores de la Catedral, dotada de los últimos adelantos técnicos. Con anterioridad, los miembros del CVC habían atendido a las explicaciones de los expertos, que mostraron diversos documentos, manuscritos, incunables, cantorales y libros impresos de gran valor histórico y artístico. El más antiguo fue un manuscrito del siglo XII, una pieza única que forma parte de la colección de libros que la Catedral compró al Papa Luna. Entre los documentos pudieron verse algunos clave: una pragmática de Jaume I concediendo privilegios a la Catedral de Valencia y la Bula d’Or de Alfonso el Magnánimo, mediante la cual el rey y el cardenal de Valencia se reconciliaron.

Otros documentos de los papas Borja y de Santo Tomás de Villanueva fueron objeto de admiración. En el Archivo de la Catedral se conservan unos 10.000 pergaminos, 450 libros, manuscritos, unos 300 incunables y otros miles de documentos de todas las épocas. Las instalaciones, modernizadas a principios de este siglo con fuertes inversiones del Ministerio de Cultura, están entre las mejor dotadas de España, tanto en recursos de investigación como en seguridad. La Catedral, que tiene suscritos convenios de estudio y divulgación con todas las universidades valencianas, públicas y privadas, así como con la Biblioteca Valenciana, sigue programas de divulgación y digitalización de documentos.

En el Archivo de la Catedral se guarda una cariñosa memoria de don Roque Chabás, el archivero que, hace más de un siglo, puso en valor los tesoros culturales allí custodiados. Su mesa de trabajo y sus viejos ficheros se conservan, como una reliquia, tal y como él los utilizó a finales del siglo XIX.

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Galería | Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s