Pertardos, un siglo de tortura

1913.03.20 la valencia inculta. petardosCuando vuelven las fallas, regresa el petardeo indiscriminado en las calles. Este año parece que la novedad está en que se han dado cursillos para que los menores de ocho años, con la debida autorización oficial e incluso un cursillo de manejo, puedan disparar “trons de bac” en los actos falleros. Pero eso no es nada: chicos y grandes disparan de todo, en todo lugar y a toda hora, sin mirar quiénes son sus víctimas. Por eso es especialmente interesante ver este texto, tomado de “Las Provincias” de marzo de 1913, en el que el periódico ya hizo bandera, como se ve inútilmente, contra ese abuso fallero. El texto no tiene desperdicio:

“La única nota desagradable del día fue el disparo de petardos, espectáculo verdaderamente vergonzoso e indigno, y contra el cual debiera el gobernador desarrollar todas sus energías, pues se da el caso de que algunos grupos de mocetones desgarbados se entretienen en arrojar a las señoras esos pequeños explosivos, sembrando en todas partes el sobresalto. Anoche nos comunicaron del gobierno civil que el señor López García había dado órdenes terminantes sobre el asunto; pero en honor a la verdad, no han surtido el menor afecto sus disposiciones”.

El periódico continuó su crítica sin cansarse. En un comentario, titulado “La Valencia inculta” para que no hubiera dudas, comparó a los pirotécnicos por afición con las “cábilas de rifeños”, aunque el periodista decía que en el norte de África “al menos se corre la
pólvora en cotos cerrados”. Otro comentario, titulado “Grosera tolerancia”, el diario decano dijo hace un siglo:

“En estos tiempos, en que por doquier se trata de recuperar el civismo, es Valencia la que ofrece su triste abandono, su grosería, en una fiesta única, la más típica, la que debiera ser más alegre y culta. El hecho de que no se dé importancia a esa bárbara diversión de los petardos, demuestra la inconsciencia de nuestras autoridades. Al alcalde y al gobernador invocamos ayer, esperando ser atendidos, esperando que nuestra bella ciudad no presentara ese espectáculo de la mala educación desatada… pero sin duda se toma por inocente expansión popular lo que no es sino una grave falta de espíritu ciudadano”.

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en viejas historias y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Pertardos, un siglo de tortura

  1. turnodetinta dijo:

    Preciso y valioso contenido de la prensa centenaria. Una visión mucho más cívica que nos antecede un siglo, mientras nosotros seguimos con una conducta difícil de desarraigar. Debería cuestionarse nuestra imagen, que no es otra que la “petardería” creciente en su sentido más amplio, tomando las calles por doquier porque son días que parece que “todo vale”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s