Lección militar con premio

IMG_2195

El 22 y el 23 de julio de 1921, el Regimiento Alcántara número 10 dio varias cargas de caballería contra el enemigo, en el curso de las duras jornadas de combate conocidas como retirada de Annual. Aquella heroica misión en la guerra de Maruuecos, de alto riesgo por sus características,  tuvo como finalidad cubrir a los compañeros que se replegaban a posiciones más seguras. Su coste en vidas fue altísimo: tras la carga, sable en mano, contra los rebeldes rifeños, de 691 soldados, oficiales y jefes que componían el regimiento, murieron en combate 541, mientras otros 7 fueron heridos y 67 cayeron prisioneros.

Este hecho de armas, y la historia de la concesión de una Cruz Laureada de San Fernando que se ha demorado en la práctica hasta el año 2012, configuran, junto con la historia de un Regimiento fundado en el siglo XVII, una magnífica exposición instalada en el Salón del Trono y parte de los claustros de Capitanía General de Valencia. Los materiales proceden del Museo del Ejército, que se ha ocupado también del montaje, austero y sencillo pero muy eficaz para la finalidad didáctica que tienen. Los visitantes podrán ver –hasta el 16 de febrero— la evolución y servicios del Regimiento Alcántara, así como sus cometidos a lo largo de la historia, con profusión de armas, uniformes, banderas, muebles, objetos, fotografías y otros muchos recuerdos. Pero la exposición, sobre todo, pone en pie la fase más terrible de un conflicto, el de Marruecos, que, como un martillo, ha golpeado una y otra vez la historia de España para poner de manifiesto la tenacidad y temple del Ejército y las grandes debilidades de la política.

La historia doble que se cuenta en Capitanía llega hasta los servicios contemporáneos de este Regimiento en Bosnia o el Líbano. Y alcanza la imposición por don Juan Carlos, ochenta años después del desastre de Annual, de la Laureada ganada con tanto sacrificio y heroicidad. Pero el visitante todavía tiene un premio mayor: recorrer el claustro gótico y la sala capitular del antiguo convento de Santo Domingo, es un gran regalo. Porque el Ministerio de Defensa, en este caso, custodia uno de los monumentos  de mayor valor histórico y artístico de Valencia que no es frecuente poder visitar. (En la imagen, la carga de Caballería del río Igan, por el pintor Augusto Ferrer Dalmau)

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s