Un debate incompleto y sesgado

imagesEstos días, la prensa y la radio –televisión regional ya no hay– están cargando las tintas contra los diputados autonómicos porque “solo ahora, en el mes de febrero”, van a comenzar su tarea anual; y también porque se han fijado diez sesiones plenarias entre febrero y junio, situadas de manera que respetan las fiestas de las Fallas, la Magdalena y Les Fogueres. En este sentido, es de especial interés consultar el primer párrafo del artículo 25.3. del vigente Estatuto de Autonomía de la Comunitat Valenciana, que dice: “Les Corts se reunirán en sesiones ordinarias y extraordinarias. Los períodos ordinarios serán dos por año y durarán como mínimo ocho meses. El primero se iniciará en septiembre y en febrero el segundo”.

No veo, sinceramente, que los diputados estén haciendo algo fuera de la Ley. Es más, no pueden hacer otra cosa que lo que les manda la Ley. Lo que ocurre es que la prensa, que se dice especializada, no nos explica estas normas ni se toma la molestia no ya de defender la tarea de los políticos, sino de interpretarla con algo de objetividad. No tengo dudas: hay una decidida acción de desprestigio contra la clase política. Y aunque muchos de ellos se la han ganado con una conducta lamentable, la campaña es globalmente injusta e improcedente.

De otra parte, nadie se ha tomado tampoco la molestia de averiguar, y si viene el caso criticar, los horarios y el calendario que tienen todos los funcionarios públicos –estatales, autonómicos, provinciales y municipales– durante la Semana Fallera o de las Gaiatas. El privilegio de cerrar la ventanilla a la una de la tarde para ir a ver la “mascletá” sigue estando vigente tanto para los empleados de los juzgados como para los propios funcionarios de Les Corts. Nadie se ha preocupado en saber si, en el caso de que se quisiera hacer un pleno de la cámara el 17 de marzo, como exigía ayer en una aguerrida tertulia, el presidente Cotino tendría funcionarios que le “abrieran la tienda”. Porque el problema, que la prensa no subraya, no es que van a hacer puente los políticos, es que van a hacerlo la mitad o más de la población de toda la Comunitat… y desde luego casi todos sus funcionarios.

No quiero imaginar, el “pollo” que se montaría si el presidente Fabra faltase a los actos centrales de las fiestas falleras. De modo que mal si ando y mal si no ando… Pero en vez de  lucir esta gala de animadversión, expliquemos bien las cosas. Y si se quiere, llevemos el Estatuto de Autonomía hasta sus últimas consecuencias: las Cortes Valencianas –como las de muchas regiones alemanas o estados norteamericanos– celebran sesiones solamente ocho meses al año. Durante los otros cuatro, tienda cerrada y no hay percepciones. Pero para nadie: ni para los representantes políticos ni para los funcionarios.

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s