Una Valencia sin Mehta

2013 zubin mehta. china pressNo es fácil mantener a Zubin Mehta en la dirección artística del Palau de les Arts cuando hay graves dificultades para pagar a las farmacias o se hace preciso recortar las ayudas a la dependencia. ¿Qué dirá Mónica Oltra? Si bien se mira, en realidad, el “milagro” valenciano es que todavía no ha habido que cerrar el Palau de les Arts.

El público, en la función de la noche, protestó el miércoles por la no renovación del contrato al maestro hindú. Pero la suerte parece echada: Mehta, se va. Por eso, seguramente, para que se evidencie que estamos en un proceso de despedida, el músico accedió a dejarse fotografiar junto a una escultura que le han dedicado y dijo que le encanta Valencia. La lástima, lástima grande, es que esos gestos los prodiga con cinco años de retraso. Porque es ahora cuando han convencido al maestro de que debe hablar, es ahora cuando se está filtrando que no, que no debe parecer un típico músico de “avión de ida y vuelta”, que durante el Festival del Mediterráneo viene con su esposa y pasa “casi todo el mes de junio” en Valencia… incluso te dicen, pero bajito, claro, que le encantan los restaurantes indios, que una vez invitó a todos los músicos a cenar, que se le ve comiendo a veces en Da Carlo y que hay una señora a la que el catering le encarga tortillas de patata especiales para el maestro.

El desencuentro ha sido de doble vía. Una Valencia sin proyecto cristalizado, ni en lo cultural ni en los espectáculos deportivos, entró en crisis financiera. Y los grandes gestores del mundo de los eventos –Calatrava, Bertarelli, Ellison, Maazel, Ecclestone, Mehta— tardaron mucho tiempo en aceptarlo mientras se negaban en rotundo a acercarse a la sociedad valenciana, que es la que paga los gastos. Ellos, los grandes, los de renombre internacional, no son de ninguna parte: una casa en París, otra en Nueva York, unas vacaciones en Suiza… ¿Dónde tiene su hogar Lorin Maazel? ¿Dónde tiene Metha la peña de amigos de fin de semana? En  realidad, y ellos lo saben, estos artistas son mitos que alimentan, con estancias de unos pocos días, la ilusión óptica de que hay una notable vida cultural en una determinada ciudad. Pero lo hacen sin echar raíces y sin que esa ciudad llegue a enterarse nunca de que el maestro está haciendo lo mismo en otras cinco o seis ciudades del mundo.

Son tan sabios, son tan brillantes, aprovechan tan bien la debilidad de los aficionados que de musicalidad  solo entendemos la de sus nombres, que durante el ciclo bueno de la economía sostenían, conscientemente, el tono político de líderes como Olivas o Camps. Lo hizo Calatrava, lo hizo Maazel y lo ha hecho Mehta mientras ha estado en su mano. El sábado por la noche, el maestro –que presume con razón de haber estado una vez en Lliria– estará en Valencia para saludar a la reina doña Sofía. ¿Pero quién sabrá que Zubin Mehta, este jueves, dirige en las lujosas noches de los Jardines de Pedralbes? ¿Y quién sabe los detalles del patrocinio que La Caixa, Bankia, el Sabadell y el Santander ofrecen al festival de Peralada, organizado por un grupo de casinos de juego mientras regatean su apoyo al Festival valenciano?

No, no hay buenos gestores al frente de la empresa. Para empezar, no se ha sabido fidelizar a los patrocinadores, que ahora prefieren trabajar con un casino que junto a un político. Pero también es verdad que Zubin Mehta necesitaba aclarar su agenda, e incluso descargarla, porque este año va a dirigir el negocio musical más importante del Planeta Tierra: el Concierto de Año Nuevo en Viena. De modo que sí, fue tan comprensivo que aceptó bajarse un 15% el caché, como ha hecho la propia Helga Schmidt en un gesto que se debe reconocer. Y además se ha dejado fotografiar junto a un escultor. Pero no sé si ha traído a Valencia, para implicarlo en el Festival, a la familia propietaria de la Ford o al presidente de la Caixa…

Y como en la Generalitat, además, no hay un proyecto, no se entiende como prioritaria la necesidad de tener un centro cultural de referencia europea… Etcétera, etcétera.

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s