El escándalo de las balanzas fiscales

angel de la fuenteNo, no es victimismo como decían algunos periódicos hasta hace una semanas, o como pregonaba el PSPV.PSOE hasta hace bien poco. Ni es victimismo ni son ganas de lloriquear. Lo que ocurre es que la Comunidad Valenciana está pésimamente financiada por el Estado, según acaban de demostrar las balanzas fiscales autonómicas que se han publicado. Mal financiada, abandonada a sabiendas por los gobiernos de Aznar, Zapatero y Rajoy y sufridora de unos efectos financieros perversos, dentro de las graves secuelas de la crisis, que con estas cifras van a ser motivo de escándalo y de debate.

El caso valenciano, según las cifras dadas a conocer ayer, es el más peculiar. Porque presenta un déficit fiscal de 2.018 millones en 2011 y eso hace que sea la tercera autonomía con mayor saldo negativo, es decir aporta más de lo que recibe. Pero es que eso le ocurre siendo su renta per cápita solo un 88,4 % de la media española (100). Es decir que la región valenciana no solo es pobre, sino muy generosa. No es ayudada con inversiones compensatorias como las regiones que tienen la fama de deprimidas y no desarrolladas, sino que es particularmente mal atendida por el Estado. Como se destacaba ayer en la presentación del informe, Valencia es una región no rica, está 12 puntos por debajo de la media nacional; pero siendo digna de ayuda, se encuentra entre las más “generosas” a la hora de las aportaciones a otras regiones.

Cabría esperar que hubiera disculpas por parte de los partidos y medios informativos que se han demorado años en asumir esta realidad y que siguen remoloneando a la hora de sumarse a lo que ya es un clamor en demanda de una nueva financiación. Pero ni habrá disculpas ni vamos a ver tampoco que se explicite, en radio y televisión, que con el mismo esfuerzo fiscal, un cántabro, un extremeño y un riojano reciben del Estado mucho más de lo que el Estado invierte por cada valenciano. Entre otras muchas razones porque el nefasto sistema empieza por no saber calcular la población a la que se aplica y contabiliza muchos menos habitantes de los que hay que atender en las escuelas y los hospitales.

Las cifras, que se refieren a 2011, cuando la financiación aún no había pasado de mala a desastrosa, indican que Madrid es la autonomía que más aporta y menos recibe, con un déficit resultante de 16.723 millones de euros. La segunda autonomía con mayor déficit fiscal es Cataluña, con un saldo negativo de 8.455 millones de euros.  Le sigue Valencia, que aporta 2.018 millones más de lo que recibe. Andalucía es la región que más dinero recibe con respecto a lo que paga, con un saldo positivo de 7.421 millones de euros. Canarias, con 4.054 millones, Castilla y León, con 3.929 millones de euros y Galicia, con 3.240 millones, son junto con la andaluza las autonomías que salen más beneficiadas de este cálculo. Con todo, el mayor escándalo lo da el reparto por  habitante. Porque Madrid tiene un saldo negativo per cápita de 2.575 euros, seguida de Baleares, con 1.329 euros, Cataluña, con 1.119, y Valencia con 394 euros.

 

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s