Adiós a la Onda Corta

Centro O.C. NoblejasEn el mundo de los buenos aficionados a la radio hay estos días un malhumor que recuerda a los momentos negros del cierre de Radio 9 en Valencia. Porque casi en coincidencia con el retoque de las frecuencias de emisión televisivas, RTVE ha ordenado cerrar las emisiones en Onda Corta de Radio Exterior de España. La noticia no solo supone que hay una lista de trabajadores que se va al paro, sino que, desde el pasado día 15, ha dejado de funcionar una de las instalaciones radiofónicas más notables del mundo, que nadie sabe si podrían ser necesarias en el futuro. Se trata del centro emisor de Onda Corta de Noblejas, en Toledo, una instalación de 22 antenas, ubicadas en un conjunto emisor excepcional, de 2.100 kilowatios de potencia, en un patio de operaciones y sistemas de dos pisos; una dotación, puesta al día continuamente, que en su momento (1971) costó ya más de 500 millones de pesetas.

El cierre de Noblejas, que se veía venir desde que el año pasado se cerró su repetidor para América Latina ubicado en Costa Rica, ha causado un gran revuelo en el mundo de la radiocomunicación ya que, para empezar, deja sin información sobre España a miles de soldados, cooperantes, misioneros y marineros que cada día seguían sus emisiones para estar al tanto de cuanto ocurre en España. Radio Exterior, se dice en Radio Nacional, no ha dejado de emitir sus programas, que se pueden seguir por satélite, por TDT y por internet. Pero los usuarios dicen que suelen estar en puntos del mundo –en medio del mar, de la selva o del desierto– donde las condiciones no igualan, ni de lejos, la facilidad que daba la Onda Corta. La mayoría han perdido su enlace con España y se quejan amargamente. “Ya quisiéramos tener internet aquí”, señalan.

La decisión se ha tomado en el contexto de la gravísima crisis financiera por la que atraviesa RTVE, que ha obligado a apuntalarla desde el ministerio de Hacienda. Pero el ahorro que supone la muerte de la Onda Corta no pasará de los dos millones de euros al año. Ahora, lo que se teme en el mundo de los radioaficionados es que se repita “la tragedia de Pals”, la que fue más potente emisora española, desde la que la Voz de América emitía para la antigua URSS. El abandono y el saqueo de cobre y metales que se ha producido en los últimos años en el centro emisor de la costa de Girona se teme que se pueda dar de nuevo en las llanuras de Toledo.

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s