Rafa Solaz, al rescate de Valencia

solaz valencia recatada¿Necesita Valencia ser rescatada? ¿Necesita nuestra Valencia el trabajo de voluntariosos investigadores que la rescaten? Todo indica que sí. Todo indica que estos tiempos de superficialidad y globalización de política tensa y crisis generalizada, están poniendo en riesgo, más que en otras épocas, la continuidad de piezas pequeñas pero sensibles de nuestro pasado. Una calle, una tienda, una foto antigua, un nicho del cementerio, un recorte de periódico… Todo es Valencia. Todo construye el gran mosaico de la historia y la cultura colectiva. Y como todo eso, tan frágil, está en peligro de perderse para siempre, Valencia necesita, y tiene, “rescatadores” de la memoria que están haciendo, todos los días, el trabajo eficaz de recobrarnos el perfume del pasado. Rafael Solaz, coleccionista, amigo del papel y de los libros, investigador, es uno de los que ha asumido ese papel de recopilador de fragmentos de memoria que envuelve en papel-regalo. En papel de libro.

El nuevo libro que se presentó ayer en Ámbito Cultural de El Corte Inglés, lleva por título “La Valencia Rescatada”. Y ha reunido en él parte de las crónicas que semanalmente ha venido publicando en VLC Noticias, un digital que tiene el buen gusto de ofrecer a sus lectores páginas culturales específicas. Jimmy Entraigües, José Antonio Garzón y Mariló Gradolí fueron los encargados de presentar el nuevo trabajo. “Solaz es como un gnomo que indaga en Valencia y nos rescata de la desmemoria”, dijo Entraigües tras referirse a “una Valencia que esconde dentro mil valencias más”. Garzón, que se refirió al “esfuerzo de la cultura”, señaló cómo Solaz, en cada una de sus páginas, está abriendo, al menos un párrafo, al aire nuevo de las visiones literarias, también poéticas, de la ciudad y sus gentes. Y el autor, que se preguntó con razón dónde estarán dentro de 50 años los textos digitales, hizo un canto sin complejos al libro de papel, al libro que se palpa y se hojea. Y aceptó de buen gusto haberse dejado llevar, claro que sí, por los valencianos anónimos, los tipos de la calle, las gentes que sufrieron y gozaron de la vida, sin pretensión alguna más allá de vivirla, en una Valencia que estamos olvidando sin ninguna necesidad.

Con este libro, Editorial ROM, José Manuel Romeu, ha dado una nueva prueba de sensibilidad valenciana. Y ha entrado en un segmento del libro que en Valencia, donde las editoriales han sido arrasadas por la crisis, está haciendo mucha falta. Porque sigue habiendo gran necesidad de libros cercanos y asequibles, libros de bolsillo y de proximidad, si queréis “de andar por casa”, que nos hablen de nuestras cosas con sencillez y con emociones. A ser posible, antes de que el desierto avance mucho más.

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s