Els hòmens de la vergonya

1967.05.26 corpus antonio ferrer

Los mástiles que antiguamente sostenían el toldo que se instalaba en la plaza de la Virgen tenían un nombre popular, “els hòmens de la vergonya”. Almela i Vives lo explicó en un precioso trabajo: los enormes palos, ociosos aunque sostuvieran el aparato del sombraje, se contagiaron del nombre de los jornaleros parados que esperaban en la plaza a que alguien fuera a contratarlos; y de entre ellos, del grupo, se supone que menor, que recibía tan mal nombre: los hombres que en realidad pasaban el día al sol, sin aceptar que se les contratase, sin gana alguna de trabajar.

A finales del siglo XVIII, a través de una inspección que se hizo para comprobar su estado, se sabe que la ciudad usaba dieciocho grandes postes para sostener toldos y velámenes. De ellos, solamente siete se necesitaban para la plaza de la Virgen; los demás solían situarse en otros lugares concurridos, como la plaza del Mercado, especialmente para las grandes ocasiones. Cuando en la actualidad discutimos sobre el delicado asunto del anclaje de los toldos en el edificio situado frente a la Basílica, quizá se debiera pensar también en la hipotética vuelta del sistema de mástiles, de madera o metálicos, destinados a mejorar la sombra en calles y plazas del centro. En la plaza de la Virgen, si se recuerda, había huecos de anclaje preparados que afianzaban los grandes palos mediante cuñas. No era el sistema mejor y más seguro que se podría conseguir en este tiempo. En todo caso, la evocación de toldos y velámenes nos permite reconstruir el ambiente de una procesión como la del Corpus en la intimidad de una techumbre artificial, tendida para proteger del sol de la tarde. El aroma de incienso y de los pétalos, unido a la unción religiosa aumentaría bajo la techumbre doméstica tendida en las calles.

En mayo de 1786, el inspector de los postes comprobó alarmado que tenían serios problemas de conservación, mucha polilla y muy poca seguridad. El riesgo de una caída de los toldos, si hacía viento o llovía, era considerable. La ciudad, según relata Almela, comenzó a buscar en sus inmediaciones árboles que pudieran resolver el problema, una tarea que ocupó no menos de un año. Se inspeccionaron los chopos de la Alameda, se recorrieron los caminos de la huerta y los cursos de las acequias, se prepararon informes sobre la posibilidad de ubicar en el cauce del Turia una plantación de la que pudiera surtirse la ciudad de postes llegado el momento. En junio de 1787, el carpintero municipal, Vicent Ravanals, presentó la factura de los gastos ocasionados por la preparación de once mástiles de olmo y por el afianzamiento de los velámenes.

Con su ironía habitual, el cronista Almela relata el debate que se suscitó en el Ayuntamiento a raíz de la renovación de los postes. Porque en cuanto pasó el Corpus, el Hospital pidió prestados los palos para entoldar la plaza de toros durante las corridas programadas a beneficio de la institución. ¿Se debían prestar  los postes? ¿Debían ser cedidos por la ciudad al Hospital? Los votos se dividieron: nueve dijeron que no debían prestarse los mástiles; dos, que solo debía hacerse a beneficio del Hospital; dos, que se pidiera cada vez licencia a la Ciudad y dos más, que el asunto se dejara en manos del comisario encargado de las fiestas. Con todo “els hòmens de la vergonya”, esos mástiles del entoldado, han llenado la vida y la estética de la plaza de la Virgen hasta bien entrado el siglo XX. (En la imagen, las rocas y los toldos, en la fiesta del Corpus, por Antonio Ferrer. “Las Provincias”. 1967)

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s