El tranvía eléctrico “achica” las Rocas

 

roca concepcion y la feLas tensiones y controversias entre el Ayuntamiento y el arzobispado en torno a las celebraciones religiosas son antiguas y han producido numerosas anécdotas, especialmente, en los siglos XIX y XX, cuando las mayorías progresistas o republicanas recortaban elementos de la tradición bien por decisión directa o bajo el pretexto de la falta de recursos. Sin embargo, la batalla más sensible entre la Imagen000tradición y la modernidad se dio entre 1910 y 1912, cuando las Rocas del Corpus “tropezaron”, nunca mejor dicho, con la altura a la que obligaban los cables del nuevo tranvía eléctrico en calles muy céntricas. El resultado, en la fiesta del Corpus de 1912, fue desalentador: las viejas Rocas de Valencia fueron “recortadas”, en algunos casos más de un metro, como tributo a la modernidad. Desde entonces, no han vuelto a crecer.

roca trinidadEn la edición de la “Festa grossa” de 1912 no hubo mucho dinero municipal para el Corpus. “Las Provincias” (6.06.1912) dice que “el Ayuntamiento, a pesar de su buen deseo de restaurar todo lo tradicional y típico, no ha podido atender, por falta de consignación suficiente, a los gastos que suponen los antiguos festejos Y todo quedó reducido ayer a la exhibición de las Rocas en nuestra plaza de la Catedral”. Las Rocas Imagen006habían estado dos años sin salir a la calle a causa del conflicto con los cables del tranvía eléctrico. Por eso la gente se agolpó en la plaza “con objeto de admirar los históricos carros y ver la mutilación que hubiesen sufrido”.

Se notaba, en efecto, la mutilación en altura de los carros monumentales construidos en los siglos XVI y XVII. “En general, el achicamiento de las Rocas pareció a todos mal”, dice el periódico. Que añade: “Verdaderamente ha perdido mucho su aspecto artístico. Pero ante la necesidad, no pocos valencianos se mostraban resignados, pues preferían las Ricas rodando por las calles, tal como están ahora, a los antiguos carros almacenados en el depósito”. Pragmatismo, resignación… Los tranvías, que pasaban por la calle del Micalet y frente a la Generalitat, por la calle de Zaragoza y la plaza de la Virgen, ganaron la partida a la tradición de las Rocas.

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s