La Cabalgata de Reyes de Valencia, un festejo de 1921

  • 1921-01-05-primera-cabalgata-de-reyesEl Círculo de Bellas Artes fue el animador de la fiesta en sus años iniciales.

  • La Cabalgata de Reyes de Valencia nació en el año 1921 por iniciativa del Círculo de Bellas Artes, incansable animador de la vida festiva de la ciudad durante décadas, tanto a finales del siglo XIX como a principios del XX. La tradicional fiesta de obsequiar con juguetes a los niños pobres o huérfanos es mucho más antigua, y se ocuparon de ella no pocas instituciones de caridad, privadas o públicas. La que organizaba cada año la Casa de la Misericordia era la que más notoriedad alcanzaba en los diarios de principios de siglo XX, aunque es evidente que había 1231176821976otras, que siguieron produciéndose, en la mañana del 6 de enero, con independencia de la irrupción de la Cabalgata de Reyes de la tarde del 5 de enero.

En esa fecha de 1921, los tres Reyes Magos recorrieron las calles del centro de la ciudad, en un espectáculo, organizado por el Círculo de Bellas Artes 1924-cabalgatasin la colaboración municipal. Era alcalde de Valencia Ricardo Samper, del Partido de la Unión Republicana Autonomista y hay que señalar que no hubo objeciones ni problemas a una fiesta dedicada a los niños. No consta que hubiera interferencia por parte de un político que llegó a ser presidente del Gobierno en los años treinta. En la reseña que publicó el diario republicano “El Pueblo” tampoco se vislumbran tensiones con esta Cabalgata de Reyes, privada y pionera.

Entre las cinco y las siete de la tarde, el cortejo recorrió las calles del centro de la ciudad a partir de la sede del Círculo, en la calle de la Paz. La colaboración de la administración pública parece que se limitó a la de la guardia municipal a caballo, que abría el cortejo, y la banda militar del Regimiento Guadalajara, que lo cerraba. Todos el esfuerzo, los personajes, y la elaboración de la única carroza final, que representaba el Nacimiento de Belén con personajes vivientes, corrió de cuenta del Circulo de Bellas Artes, cuyo presidente, el pintor Manuel Sigüenza, fue muy felicitado por toda la prensa, sin distinción de colores.

La actividad principal corrió a la sección joven del Círculo. Gracias a los jóvenes artistas, Valencia conoció a Manuel Badenes (el poeta Badenes) que era el heraldo del cortejo, a Carlos Cortina que figuró como un ángel anunciador y a los tres Reyes, que desfilaron sobre camellos: Eduardo Gascó, Emilio Suay y Joaquín Payá. Nada se ha escrito sobre el particular, pero a la vista de los apellidos podemos encontrar una probable influencia alcoyana en el nacimiento del festejo valenciano, hecha cuenta de que Alcoi es la cuna valenciana de las Cabalgatas de Reyes  Magos. En todo caso, los Magos, el 6 de enero, volvieron a desfilar rumbo al Hospital, donde obsequiaron a los niños y posaron largo rato en los tronos instalados en la Glorieta, donde dieron juguetes y golosinas a los niños que acudieron a saludarles.

En el año 1922, el mal tiempo parece que contribuyó a que no hubiera Cabalgata. Sin embargo, el Círculo de Bellas Artes  acudió el 6 de enero al Hospital y a la Glorieta, para hacer entrega de juguetes a los niños enfermos o pobres. La esposa del alcalde Samper presidió la entrega de regalos de la Glorieta en una jornada donde prácticamente todas las instituciones benéficas tuvieron fiesta de entrega de juguetes. Tampoco hubo Cabalgata en 1923, aunque no faltó la iniciativa del Círculo hacia los niños pobres o enfermos. La Cabalgata regresó en 1924, pasadas las fiestas de la Coronación de la Virgen de los Desamparados de mayo de 1923, y ya con Juan Avilés, general de Ingenieros, instalado en la alcaldía por decisión del gobierno de Primo de Rivera.

En este caso, la colaboración del Ayuntamiento y la Diputación con el Círculo de Bellas Artes hizo que la Cabalgata fuera ya un elemento festivo integrado en la esfera municipal. La anécdota de esta edición fue el retraso de media hora a causa de la rotura de un eje a la principal carroza del festejo. Este detalle es el único del que se hizo eco el diario republicano “El Pueblo”, que no informó del festejo aunque el día 8 dio una larga reseña de la Cabalgata celebrada en Sevilla, donde el escritor Jacinto Benavente fue la estrella de los figurantes.

Desde ese año, y salvo contingencias del clima, la Cabalgata de Reyes se celebró en Valencia de manera continuada, bajo organización del Círculo, que hacía una activa campaña de recaudación de donativos para poder comprar los juguetes. La Cabalgata se celebró durante la República y se suspendió durante la Guerra Civil: en 1937 fue sustituida por una Cabalgata de signo político, enmarcada dentro de una llamada Semana del Niño. Las alusiones bíblicas, desde luego, desaparecieron, sustituidas por homenajes a políticos de signo comunista.

Pasada la Guerra Civil, la Cabalgata de Reyes de Valencia, que este año cumple su 95º aniversario, siguió celebrándose, siempre bajo organización municipal, pero con la colaboración, en los años iniciales, de Falange, Frente de Juventudes y otras instituciones del Régimen franquista.

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s