El gigante Elícegui, en la Valencia de 1854

La posada de San Andrés no ha pasado a la historia de la ciudad a causa de la calidad y el confort. Era un fonducho destartalado que abría su puerta en una vieja casa de la plaza de San Francisco. Pero fue allí, precisamente, donde muchos valencianos acudieron, cargados de morbo o compasión, a ver a un hombre enorme: a Miguel Joaquín Elícegui, el llamado Gigante de Altzo.

El público valenciano acudió en masa. Era febrero de 1854 y se estaba preparando el Carnaval. Pero aquel hombre colosal no era fruto de un disfraz ni de un truco de espejos. Era simplemente un hombrón de más de once palmos de altura, casi dos metros treinta, que tenía que moverse agachado en las angosturas de aquella mala fonda y que se exhibía sentado, para mayor comodidad, en la habitación que había alquilado el hombre que le llevaba de feria en feria.

Los adultos pagaban un real por entrar a verle. Los niños y los soldados, solamente medio real. Y se llegaron a formar colas; porque muchos de los curiosos se entretenían, querían verlo por delante y por detrás, tocaban sus manos enormes, rozaban su gigantesca boina… Muchas mujeres accedían a la habitación y algunos viejos lo hacían santiguándose, convencidos de que iban a ver una artimaña del diablo. Y allí, con cara triste y resignada, con un aspecto que movía a lástima más que a curiosidad o regocijo, estaba el Gigantón de Altzo, que entonces ya tenía 36 años de vida huraña y segregada. Los periódicos, en los días anteriores a su llegada a Valencia, insertaron anuncios en los que se informaba que la reina Isabel lo había recibido, movida por la curiosidad, como habían hecho reyes y nobles de media Europa, deseosos de ver cualquier rareza del mundo. La gente sencilla, los mocosos de la calle, las planchadoras y los cadetes, miraban aquellas manos, los pies como barcas y cuchicheaban en voz baja lo mismo que doña Isabel dicen que preguntó: ¿Lo tendrá todo en proporción al tamaño?

(El gigante, en un grabado de la época, y una gacetilla en “El Mercantil Valenciano”)

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en viejas historias y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s