María Teresa Oller y el folclore valenciano

 

Bartomeu Jaume Bauzá acababa de interpretar “Cipreses” y aún estaba flotando en la sala la ondulante gracia que su autora imprimió a la pieza musical hace muchos años. El pianista saludó y se fue como una flecha hasta la primera fila del auditorio donde la compositora María Teresa Oller escuchaba y asentía: se fundieron en un abrazo. En su silla de ruedas, la autora recibió la cerrada ovación que el público le dirigió. Y se convirtió en la estrella del acto organizado por la Real Academia de San Carlos en su 250 aniversario. Porque como Manuel Muñoz, el presidente, había recordado, antes de un concierto integrado por obras compuestas por académicos de San Carlos, se había concedido un diploma especial a los miembros de la institución, nueve en total, que han cumplido 25 años a su servicio. Y María Teresa Oller fue protagonista doble, como académica veterana –ingresó en la Casa en 1986– y como compositora integrante del programa, la única viva, junto con César Cano, el profesor que ayer estrenó una obra especialmente compuesta para este aniversario.

El folclore valenciano que conocemos, las danzas, cantos, poesías, “albaes” y “mayos”, todo el rico patrimonio musical que se conserva en archivos, discos y recopilaciones estaría a estas horas en el limbo de los tesoros perdidos si no fuera por esta valenciana de 98 años bien cumplidos, María Teresa Oller, que ha dedicado toda su vida activa al estudio, reunión y catalogación de la riqueza musical que la gente del pueblo ha venido transmitiendo de boca en boca. Impulsada por López Chavarri y Manuel Palau, Teresa Oller, desde los años 50, ha recorrido durante décadas pueblos y aldeas, ha asistido a docenas de actos populares y ha invertido cientos de horas en cantar y hacer cantar a “los más viejos del lugar” músicas ancestrales que el tiempo estaba punto de arrebatar de la memoria y de la tradición.

Con la música, las letras, los versos, el tipismo, las costumbres, vestidos, tradiciones y sentencias de uno y otro lugar, en valenciano y en castellano, en tierras secas o de regadío, de montaña o marineros… han pasado a catálogos que luego se han convertido en libros. El Cancionero Musical de la Provincia de Valencia es una tarea enciclopédica que María Teresa Oller y sus colaboradores pusieron en manos de la Institución Alfonso el Magnánimo. Después y antes, docenas de estudios parciales, por estilos y comarcas, jalonan el trabajo de una mujer, creadora de la Coral Polifónica Valentina, compositora y maestra, que ha dedicado toda su fecunda vida a estudiar, recopilar y difundir la música del pueblo valenciano. Las felicitaciones de ayer, el calor que le dispensó la Academia de San Carlos, son un claro reconocimiento al trabajo de una mujer luchadora.

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s