La doble inauguración del Mercado Central

Los compradores que visitaron ayer el Mercado Central se encontraron con un regalo sorpresa: bajo la cúpula central se obsequiaba a los visitantes a un chocolate con churros. El motivo es que el popular mercado valenciano cumplía 90 años… un aniversario que a no pocos les movió a confusión, en tanto que hasta el año pasado se estuvo celebrando el Centenario de la institución.

–Com quedem? No n’eren cent anys? –decía ayer una vendedora, biznieta de una estirpe de profesionales que estuvo presente ya en la fundación.

Así las cosas, habrá que ir a rescatar la historia completa. El Ayuntamiento, que venía hablando desde 1883 de la urgencia de terminar con el mercado al aire libre que todos los días extendía sus paradas en pésimas condiciones para la higiene y la comodidad, empezó a gestionar la construcción de un nuevo mercado en el año 1908. Y la tarea completa le llevó veinte años.

La primera ceremonia en torno al Mercado la protagonizaron Alfonso XIII y la reina Victoria Eugenia, que el 24 de octubre de 1910 dieron unos simbólicos golpes, con una piqueta de plata, en la casa número 24 de la plaza del Mercado. Se insinuaba, de ese modo, que los derribos para el futuro mercado estaban en marcha; pero lo que había que derribar para obtener un solar de 8.000 metros cuadrados como mínimo eran tres manzanas y un total de 42 casas… lo que se demoró bastanteas años en manos de un Ayuntamiento siempre en números rojos.

Los derribos fueron muy lentos y el concurso del proyecto bastante más. Lo ganaron los arquitectos Alejandro Soler March y Francisco Guardia Vial; pero la primera piedra no se colocó hasta el 30 de diciembre de 1915. Ese es el centenario que el Ayuntamiento celebró a lo largo de todo el año 1916, el de la primera piedra y el inicio de unas obras que fueron tan lentas que el mercado de Colón se adelantó y pudo estar disponible en la Navidad de 1917.

Fue preciso el empujón de un empréstito de 5 millones de pesetas, que solo salió adelante cuando hubo pasado la grave crisis económica de la Guerra Mundial y los depresivos años 1920-1922. El empréstito, puesto en marcha por los ayuntamientos de la Dictadura de Primo de Rivera, hizo posible la terminación de la colosal obra… que para confundirnos más todavía tuvo dos fechas inaugurales.

La primera se produjo el 23 de enero de 1928, cuando todas las autoridades desfilaron por la avenida central del Mercado, todavía no terminado en sus detalles, entre 1.400 pobres que aplaudían y esperaban la comida extraordinaria con que ese día se  les obsequió. La imagen de las señoritas de la buena sociedad sirviendo paella, pescado, pastel y vino a los pobres no es muy adecuada para una evocación actual, razón por la que el Ayuntamiento no la ha subrayado. Ha preferido la fecha de hoy, 15 de marzo, que es cuando el Mercado Central cumple 90 años de su apertura al público. Sin fiesta alguna, abrió puertas y empezó a trabajar.

Con todo, si miramos los periódicos del momento veremos que el día anterior, 14 de marzo, aún había comenzado el derribo de las casetas de obras que rodeaban el nuevo recinto. Y que la pavimentación, alcantarillado y trazado de aceras estaban en mantillas porque el ayuntamiento tomó el acuerdo el 12 de enero. Las subastas de los puestos empezaron el día 11 de enero, con un éxito enorme. Consuela –o no– comprobar que el estilo propio “de la casa”, la improvisación, es una constante valenciana.

Llama la atención comprobar que al abrirse a los clientes, el Mercado Central estaba servido por cuatro líneas de tranvías, un detalle notable porque ahora se ha apartado a los autobuses de su puerta. Cuando empezó a funcionar el Mercado, los sótanos se dedicaron a bisutería, tejidos y géneros de punto. Junto a ellos, allí funcionó también la venta directa de verduras de la huerta, la popular “tira de contar”, que dejó el Mercado de Abastos… pésimamente situado en los solares de San Agustín. Con todo, en la plaza Redonda el Ayuntamiento tuvo otro conflicto cuando los vecinos comprobaron que la venta al detall de pescado se iba al Mercado nuevo pero la mayorista no lo hacía: el salto se hizo más tarde. Siempre con retrasos.

En las imágenes, las dos inauguraciones, la de 23 de enero y la de 15 de marzo.

Anuncios

Acerca de fppuche

Periodista y escritor. Director de “Las Provincias” desde 1999 a 2002. Desde 2011, miembro de la comisión de Gobierno del Consell Valencià de Cultura.
Esta entrada fue publicada en de buena tinta y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s